Si eres madre, puedes trabajar desde tu casa sin descuidar a tu familia. Aquí te contamos cómo lograrlo

Cada vez más mujeres se convierten en madres y a la vez aportan económicamente sin descuidar a su familia. Aquí te contamos todo sobre este nuevo fenómeno que está revolucionando el mundo del trabajo tradicional.

 

Cuando Adela se convirtió en madre, decidió renunciar a su trabajo. No quería descuidar a su pequeño hijo y sentía que el lugar donde trabajaba no le brindaría la estabilidad y el tiempo para ocuparse de su familia.

Así, se convirtió en un número más dentro de la estadística. Estudios recientes afirman que hasta el 43% de las mujeres que se convierten en madres, abandonan sus puestos de trabajo.

Esta estadística se incrementa mientras más hijos se tienen. Así lo afirma la politóloga Carina Lupica en su publicación “Anuario del Observatorio de la Maternidad” (OM).

Así, el 79% de las mujeres que son jefes de hogar o cónyuges sin hijos, participan del mercado laboral.

Esta cifra disminuye al 64.7% para el caso de mujeres con uno o dos hijos, mientras que el 58% de las mujeres con 3 o 4 hijos deja de trabajar y el 45.3% de las madres con más de 4 hijos abandonan su lugar de trabajo.

 

El 43% de las mujeres abandona su trabajo por criar a sus hijos

El 43% de las mujeres abandona su trabajo por criar a sus hijos

 

Las (des)ventajas de ser madre

Además de nuevas responsabilidades, ser madre y trabajar en un empleo convencional representa una gran carga y preocupación para todas las mujeres.

No todos los centros de trabajo brindan a sus colaboradoras las garantías y el tiempo necesario para hacerse cargo de sus familias. El tiempo y el dinero son los principales factores que no permiten que las mujeres sigan trabajando mientras son madres.

Tiempo que no les permite lograr un equilibrio con su trabajo y sus hijos. Dinero que a veces es insuficiente para contratar una persona que apoye en casa con el cuidado de los más pequeños.

Felizmente hoy existen nuevas formas de trabajar que representan una gran alternativa para aquellas madres que desean ser un apoyo económico en casa sin descuidar a sus hijos o a su familia.

Y tiempo y dinero era lo que a Adela le faltaba. Sabía que luego de un par de meses luego de dar a luz tendría que volver a trabajar y no tenía recursos para contratar una persona que le apoyara con su bebé recién nacido.

 

woman-789146_1920

Gracias al Internet, las mujeres que desean quedarse en casa para cuidar a sus hijos, pueden ser un aporte económico en casa.

Trabajar en tiempos de la Internet

Felizmente, trabajar en estos tiempos modernos no significa necesariamente estar atado a una silla por 8 horas, o permanecer en una oficina de lunes a viernes y de 9 a 5.

El Internet ha abierto nuevas puertas y ha creado nuevas oportunidades de trabajo que hasta hace unos 5 años eran impensables.

Este fenómeno se conoce como Trabajo a Distancia o Teletrabajo.

Dentro de este formato, existen dos modalidades: Están las empresas que brindan a sus empleados la posibilidad de trabajar a distancia mientras se encuentran en casa y también la posibilidad de trabajar de manera independiente.

Por eso, en países como España, el 21% de las empresas cuentan con programas de trabajo a distancia para sus empleados, y la cifra está en aumento.

Desgraciadamente, para mujeres como Adela, no todas las empresas brindan ese nivel de flexibilidad. Y la situación se complica cuando observamos el alto nivel de competencia que existe en cualquier mercado laboral.

 

Madres trabajadoras a distancia independientes

Felizmente para Adela, existe una nueva modalidad que viene revolucionando el mundo del trabajo a distancia.

Con el crecimiento económico, cada vez más empresas optan por contratar trabajadores independientes para que realicen toda clase de tareas.

Ya sea redactar artículos, contestar llamadas telefónicas o simplemente traducir textos sencillos, los trabajadores independientes tienen un amplio campo laboral donde pueden desarrollarse.

Esta modalidad de trabajo se conoce como Outsourcing a distancia y cada vez son más las empresas y emprendedores que contratan personas desde cualquier lugar del mundo.

Sólo en Estados Unidos, existen 42 millones de personas que, según la revista Forbes, ya trabajan a distancia y de manera independiente.

Y esta cifra viene en aumento en Latinoamérica, donde ya existen comunidades que agrupan a millones de trabajadores que trabajan desde casa o desde cualquier lugar, en un modelo de negocio flexible, dinámico y sobretodo rentable.

Y es aquí donde Adela encontró el espacio ideal para desarrollarse profesionalmente sin descuidar a su familia.

Poco a poco se fue forjando una carrera dentro del formato más rentable para trabajar a distancia, un sistema con alta demanda laboral y cientos de proyectos increíbles.

Por eso, si eres madre y estás en la encrucijada de trabajar o dedicarte a tu familia, ten presente que el mundo del Internet te brinda la oportunidad de trabajar y apoyar económicamente sin descuidar a los que más amas.